Paz o terrorismo

Nuestra Patria vive momentos muy difíciles, producto del ataque permanente contra la Revolución Bolivariana, podemos concluir que los intentos realizados por el Presidente de la República al diálogo han sido un fracaso, hasta el Papa señala que motivado a la división de la oposición no se ha podido llegar a un acuerdo, lo único que falta es que baje “papa dios” del cielo para ver si se se sientan a dialogar.

Decidieron levantar el hacha de la guerra, ahora las manifestaciones, son armadas, lo cual trae como consecuencia el asesinato de 37 compatriotas, destruyendo centros de salud, educacionales, incendio de edificaciones públicas, transportes públicos y privados, ataque a comandos policiales…

Esto orquestado con el imperio norteamericano a través del Comando Sur señalando que se acordó una agenda con la MUD, planteando acciones de calle, combinada con violencia armada, esto demuestra que los yanquis, son los principales impulsores del terrorismo.

Producto de esta situación, se plantea la iniciativa del Presidente del llamado a la Asamblea Nacional Constituyente, para buscar el camino de la paz, la oposición ha señalado que el Presidente no tiene facultades para convocar al poder originario, bueno yo los invito a que se inscriban en la Misión Robinsón, inscripción gratuita, así podrán leer con claridad la Constitución.

Otras voces dicen que será una ANC corporativa, controlada por el Estado y por el PSUV, de nuevo “ciegos” perdón “analfabetas”. El carácter de la ANC, es de ciudadanos, no de élites, es de obreros, comunal, de campesinos, indígenas, estudiantes, personas con discapacidad, pensionados, empresarios y cultores.

Esta etapa del llamado a la ANC, tiene dos objetivos, el primero cerrarle el paso a la posibilidad de una guerra civil y el segundo, abrir un espacio para el diálogo y la paz, en defensa de la soberanía, la independencia y por nuestra Patria Bolivariana y Socialista.

Anuncios

La historia vuelve a repetirse

La historia vuelve a repetirse, así comienza parte de una estrofa de la canción “La Vuelta” cantada por Felipe Pirela el bolerista de América, es una historia de amor triste motivada por una separación. Pero estas letras que escribo hoy no tienen que ver con el amor es “La Vuelta” de la oposición con su plan conspirativo permanente para tratar de desestabilizar al Gobierno Bolivariano.

La semana pasada repicaban los teléfonos hasta reventar, con mensajes en las redes, con olas de rumores de un supuesto “Golpe de Estado”, la oposición buscaba que una poblada saliera a las calles a incendiar el país, todo esto orquestado con una campaña de carácter internacional llamando a una intervención extranjera, acordando el apoyo de los gobiernos pitiyanquis, hasta con el mismo demonio “Mac Donald” (Trump), ellos muestran debilidad y desespero, presentando a Venezuela como si hubiese una crisis humanitaria y que estamos sometidos a una dictadura.

Comenzamos abril, abril de batallas y de históricas victorias, recordemos el 12 y 13 de abril de 2002 logramos derrotar el golpe fascista, gracias a unión cívico-militar, esta combatividad del chavismo sigue de pie y con la frente en alto, hoy los derrotamos internacionalmente en la OEA, gracias a la semilla de unión e integración que nos dejo sembrada Hugo Chávez.

A pesar de esta nueva victoria le hicieron una mala jugada a Bolivia entre gallos y media noche, se reunieron a escondidas los acólitos del imperio yanqui, para sacar de la presidencia de la comisión permanente de la OEA, al hermano pueblo de Bolivia.

El Presidente Nicolás Maduro hace un llamado permanente al diálogo y a la paz y por ello debemos luchar. No se equivoquen apátridas, si pretenden de nuevo violentar el camino de la legalidad y la paz, aquí se van a encontrar un pueblo aguerrido dispuesto a dar la batalla, para mantener la construcción del socialismo.

1º de Mayo un día histórico

Un día histórico no solo por conmemorarse el día de la clase obrera, sino por presidirse unos días antes una decisión trascendental y soberana del gobierno bolivariano del retiro de la OEA, como correctamente la denominaron los líderes de la Revolución Cubana, el “Ministerio de las Colonias”, convirtiéndose este, en un organismo intervencionista y al servicio del imperialismo yanqui.

Este 1ro de mayo marca un precedente histórico, por dos razones, en primer lugar, porque los trabajadores y las trabajadoras marchamos por la paz y contra el terrorismo, así como lo hicimos en el 2002 después del Golpe de Estado fascista, hoy lo volvemos a repetir, esta movilización fue para defender nuestra soberanía, nuestra independencia, nuestra patria, así lo hemos venido haciendo durante estos dieciocho años de revolución bolivariana, nos movilizamos por la defensa de nuestros logros laborales, por el respeto permanente de nuestras contrataciones colectivas, por el empleo, por la estabilidad laboral, por tener una Ley del Trabajo de los Trabajadores y Trabajadoras, Revolucionaria.

En segundo lugar por el llamado realizado por el Presidente Nicolás Maduro de una Asamblea Nacional Constituyente, cuyo objetivo principal es buscar el camino de la paz, para frenar esta ola de violencia permanente a la cual nos tiene sometidos esta oposición apatrida y terrorista, ensangrentando las calles de nuestra amada patria, quienes tienen como única meta derrumbar al gobierno bolivariano. Con esta iniciativa se convoca al poder constituyente originario, teniendo como objeto transformar el Estado, es bueno recordar que esto se intento en el año 2007, con el llamado a referéndum por la reforma constitucional, cuya petición no fue aprobada por el pueblo venezolano.

La transformación del Estado, nos la dibuja el Plan de la Patria, derrumbar al viejo Estado capitalista y errumbarnos hacia la construcción del nuevo Estado Socialista Bolivariano, para profundizar la democracia participativa y protagónica. Viva el poder constituyente originario.