La nueva etapa de la Revolución

Por mucho tiempo vamos a comentar el triunfo del 30 de julio, el de la Asamblea Nacional Constituyente, expresándose el espíritu guerrero de nuestro pueblo, con una alta conciencia revolucionaria, logrando alcanzar la tan anhelada paz, ya podemos transitar tranquilamente por las calles de nuestras ciudades, sin que existan obstrucciones, con barricadas e incendios de instituciones y de personas, derrotamos la guerra.

Pero los ataques en contra de la Revolución Bolivariana no cesan, sobre todo por parte del imperialismo yanqui que no escatima esfuerzos para amenazarnos constantemente, ahora con una invasión militar, compaginándose con gobiernos, como el de Colombia y con la burguesía apátrida, que inmediatamente se dedicó a levantar con ahínco el hacha de la guerra, especulando y elevando los precios de todo tipo de productos, acentuando de esta manera la inflación inducida.

El tema económico es una de las tareas más importantes que tiene la ANC, y el pueblo está a la espera de medidas contundentes, que se aplique justicia contra los especuladores y acaparadores, pero no debemos ver esto como la panacea o que la misma va a tener una mano prodigiosa, para resolver todos los problemas, es ya, un motor fundamental para el impulso de la profundización de la Revolución, lo cual va a caracterizar la nueva etapa, la del Socialismo.

Para esto debemos utilizar la ANC, que nos permita plantear nuevas formas de participación protagónica del pueblo y de la clase trabajadora, en donde la clase obrera pueda dirigir las fábricas, no solo desde el punto de vista gerencial, sino el control de la producción, en cada uno de los centros de trabajo.

El otro aspecto importante es la construcción del nuevo Estado, el Estado Socialista, que nos permita derrumbar el viejo Estado capitalista, que transforme todos los ministerios, todas las instituciones públicas, para colocarlas al servicio del pueblo.

Anuncios

Amor Patrio

El amor de la humanidad fundamentalmente se manifiesta hacia la pareja o la familia, pero el sentimiento patrio se expresa en contadas ocasiones, y eso fue lo que realizó el pueblo venezolano con su país, el pasado 30 de julio. Con fervor patrio, con espíritu de gallardía, un pueblo bravío que cruzo ríos, subió montañas, pasó barricadas y hasta nuestros viejitos lograron llegar a la meta para ejercer su derecho al sufragio, por la Asamblea Nacional Constituyente, expresando todo su amor patrio.

Se logró la victoria patria, la victoria de la paz, de la independencia, de la soberanía, del futuro de nuestros hijos y, sobre todo, el cese de la violencia fascistoide y terrorista.

El pueblo de Bolívar y Chávez de nuevo escribió otra página histórica con la elección de la ANC, expresándose la mayor votación histórica a favor de la Revolución Bolivariana, y con ello se infligió una derrota contundente a la burguesía venezolana, al fascismo y, en especial, al imperialismo yanqui, quienes apostaron durante más de 100 días a derrumbar el gobierno, pero, gracias a la valentía y espíritu de lucha de nuestro pueblo, se quedaron con los crespos hechos.

Estamos en una nueva etapa de la Revolución Bolivariana, lo cual va a permitir, utilizando como un medio a la ANC, la profundización y la construcción definitiva del socialismo, impulsando dos objetivos importantes de la Constituyente, el de la construcción del nuevo Estado Socialista y la creación de nuevos componentes de participación protagónica para el pueblo y la clase trabajadora.

Ahora, el pueblo tiene la voz cantante para comenzar a impulsar el debate democrático que conduzca a que los distintos sectores comiencen a realizar propuestas para que nuestra Constitución tenga mayor profundización, y se adapte a los nuevos tiempos de la Revolución Bolivariana.

No le fallemos a la confianza que nos depositó el pueblo. ¡Hasta la victoria siempre!